Análisis viviendas en Hansaviertel, Berlín – Arne Jacobsen

“If a building becomes architecture, then it is art” Arne Jacobsen, 1902-1971

                                               

Continuamos el post anterior con una segunda mirada a las viviendas en hilera realizadas por Arne Jacobsen, un enfoque analítico formal y funcional que tiene como objetivo profundizar en su estudio compositivo.

La vivienda, proyectada principalmente para un matrimonio con dos hijos, se resuelve en una parcela de 9 x 15 m. Está equipada con tres dormitorios, un baño, cocina, dos almacenes (interior y exterior), sala de estar, estudio y patio; todo ello rigurosamente dimensionado por el módulo de 1 m que se advierte en las carpinterías de las fachadas. Un rápido vistazo a la planta nos evoca un efecto de linealidad producido principalmente por el propio uso de la modulación. Este tipo de actuaciones a la hora de proyectar una planta denota gran pulcritud en su trazado; demuestra cómo una línea puede atravesar muros y tabiques y continuar o cambiar su función sin alterar la forma. Se jerarquiza un orden que compondrá la vivienda una vez haya sido encontrado por el arquitecto.

Zonas de día / de noche

El patio se encuentra situado como elemento articulador de la vivienda, además de su indiscutible función como alimento de luz y ventilación para la misma. Determina así, debido precisamente a su posición, las zonas de día y de noche.

En una banda de 2,2 m de profundidad se inserta el cortafríos (por donde se accede tangencialmente a la vivienda), el baño y los almacenes; en otra de 2,8 m se sitúa el vestíbulo y los dormitorios. Las habitaciones ventilan por el patio gracias a ventanales y en la habitación matrimonial se resuelve con dos camas separadas. El mueble situado a modo de cabecero en las habitaciones de 50 cm contribuye, de nuevo, al efecto de linealidad en la vivienda. Todo ello comprende la zona de noche, fácilmente reconocible en la planta de la casa.

La zona de día se sitúa en la parte trasera, en la otra parte del patio y por tanto opuesta a la zona de noche. En ella se encuentran el salón, siendo el mayor espacio y con una clara vocación de mirada al patio trasero, además del estudio que adopta también la función de vestíbulo trasero.

Zonas húmedas / secas 

Se sitúa un baño en la zona nocturna y, entre la zona de día y la de noche, la cocina junto a un pequeño comedor.

La disposición mobiliaria en la cocina se adapta muy dignamente a sus escasos 10 m2; por un lado el mueble principal en forma de doble I se enfoca hacia el patio y la mesa (el mobiliario original contaba con las sillas “Ant” diseñadas por el arquitecto) perpendicular a la cocina.

Circulaciones

El eje principal que articula las demás circulaciones se encuentra anexo a la medianera izquierda. Por él se accede a la vivienda, atravesando el cortafríos y el vestíbulo, conduciendo finalmente hasta la sala de estar. Su anchura es el módulo originario de 1 m, el paso de una persona.

El patrón base sobre el cual se rige la vivienda viene definido, como hemos visto, desde el comienzo. A partir de ahí, y si el módulo estudiado es el correcto, aparece un tipo de juego lógico, un puzzle del cual solo vemos sus piezas sueltas. En Hansaviertel, Arne Jacobsen resuelve este tipo de rompecabezas de manera impoluta, plasmado su estudio en la planta tan claramente comprensible.

Entrada por Marcos Herrero Sabio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: